¿Tienes Covid-19 y estás en casa? La nutricionista de Oriente Petrolero elaboró esta guía - RADIO LIBERTAD DE CORIPATA

))))EN VIVO((((

#Ultimo

Post Top Ad

Your Ad Spot

lunes, 29 de junio de 2020

¿Tienes Covid-19 y estás en casa? La nutricionista de Oriente Petrolero elaboró esta guía

El manual elaborado por Andrea Buceta, junto a un grupo de estudiantes, aconseja aumentar las calorías y las proteínas en la dieta diaria para ayudar a mantener el “buen estado inmunológico”

Si tengo Covid-19, ¿cómo debo alimentarme? Esa es la pregunta que se hacen las personas que dieron positivo a la prueba y que no presentan síntomas, además de aquellas que los han sentido de forma leve. La nutricionista y dietista cruceña Andrea Buceta, con un masterado en Entrenamiento y Nutrición Deportiva de la Escuela Universitaria del Real Madrid, elaboró una guía que titula Recomendaciones nutricionales para pacientes con Covid-19 de atención domiciliaria y se encargó que llegue a los afectados, a través de diferentes plataformas.
Buceta, junto a un equipo de estudiantes de la carrera (Nancy Hiromi Nishizawa, Alejandro Pérez, Nathalia Vaquero, Jessica Coimbra, Jacquelin Montaño y Yolanda Arias) trabajaron las últimas semanas para aportar en la lucha contra el virus que ha golpeado al país desde la aparición del primer caso el 10 de marzo pasado. Hasta este miércoles los contagiados en Bolivia ascienden a 27.487 y los departamentos más afectados son Santa Cruz (15.984), Beni (3.887) y Cochabamba (2.920).
1. Ingiere proteínas de mayor calidad. Las encuentras en el huevo, la carne de res, la leche, el pescado. También con la combinación de las proteínas vegetales con cereales (lenteja con arroz, arvejas con arroz), esto te ayudará a mantener la masa muscular. 
2. Consume alimentos con más energía, como las grasas buenas para incrementar la ingesta energética. Además, incluye frutos secos (almendras, nueces, etc.) palta, aceite de oliva y pescado. 
3. Asegura un adecuado consumo de vitaminas y minerales en especial de vitaminas (A, D, C, B6), minerales (Selenio, Zinc), ya que su deficiencia se relaciona con malos resultados en la recuperación de infecciones virales y peor respuesta inmunológica. 

4. Incrementa el consumo de frutas, verduras y hortalizas, por su papel oxidativo frente al estrés ocasionado por la enfermedad. Asimismo, consume al menos dos frutas y verduras en el almuerzo y en la cena. Si presentas dolor de garganta o fiebre, los purés de verduras o mazamorras de frutas son más fáciles de masticar. Recuerda que no debes obligar a comer al paciente. 
5. Mantén una buena hidratación a base de agua, caldos, zumos, infusiones y té. Estos líquidos deberán ingerirse entre comidas y no durante la comida para evitar la saciedad. 
6. Utiliza alimentos de diferentes colores para que las preparaciones se vean agradables y sean apetitosas. 
7. Evita el consumo de harinas refinadas, azúcares, dulces y productos de pastelería porque estos favorecen a la creación de dióxido de carbono CO2. 
8. Prescinde del consumo de grasas no saludables (mantequilla vegetal, tocino, alimentos fritos, etc.) contenidas en alimentos industriales y ultraprocesados. 
9. En caso de pérdida de peso, aumenta el contenido proteico de las comidas añadiendo huevo, cuadritos de jamón o queso a los purés, cremas de verduras, ensaladas o sopas. Puede enriquecer los platos con aceite en crudo o consumir batidos caseros elaborados con frutas, leche, yogur y suplementos de proteína en polvo. 
10. En caso de falta de apetito, empieza por los alimentos sólidos (carnes rojas, pollo, huevo) en lugar de la sopa, para asegurar las proteínas que necesitas. Si el paciente ingiere una dieta con los alimentos triturados se recomienda que empiece primero por el recipiente que contiene los alimentos proteicos (leche, huevo, queso).
11. En caso de náuseas o vómitos, consume alimentos blandos, de fácil digestión, con pocos condimentos. Además, evita ingerir grasas y de alimentos calientes ya que favorecen las náuseas. 
12. En caso de diarreas, la dieta debe ser baja (legumbres, verduras y frutas crudas), libre de grasa, libre de lácteos y no debe contener alimentos irritantes (café, frituras, picantes, alcohol y bebidas gaseosas). Consume líquidos en pequeñas cantidades para evitar la deshidratación. 
13. El mínimo de comidas al día serán cuatro: desayuno, comida, merienda y cena. Te sugerimos realizar la ingesta de una pequeña cantidad de comida a media mañana (gelatina, yogur, budín) y una pequeña merienda antes de dormir (suplemento, yogur, leche). Con esto se cubre las necesidades nutricionales sin cansarse demasiado en una sola toma. 
14. Recuerda que la exposición al sol diariamente te proporciona Vitamina D, la cual ayuda a proteger contra resfriados, gripe y otras infecciones respiratorias. Recuerda mantener la distancia recomendada entre los miembros de la familia.
15. Se recomienda a los pacientes de alto riesgo, es decir, adultos mayores, personas desnutridas, con obesidad, personas con dos o más enfermedades crónicas (diabetes, enfermedades cardiacas, etc.) adecuar su alimentación de acuerdo a las recomendaciones individuales por su médico o nutricionista. 
16. En caso de que el paciente con Covid-19 tenga una complicación, o/y precise hospitalización, deberá contar con la intervención guiada de un nutricionista dietista especializado en el soporte nutricional que se encargará desde la adecuación de la dieta vía oral hasta el uso de una vía alternativa en caso que lo re
PRIMERA PARTE 





 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Nota: sólo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.

Post Top Ad

Your Ad Spot